martes, 15 de enero de 2008

Desde que te conozco me gusta el frío

Esta es una pequeña reflexión nocturna de como convertir una noche de perros en una noche inolvidable, en tono de humor, ya sabéis todo ficción
Noche de Amor y...
Hacía frío, fuera llovía con furia, las gotas de agua golpeaban los cristales de las ventanas y el viento aullaba como un lobo solitario y hambriento. Con este panorama decidimos quedarnos en casa, tapadas hasta las orejas, la calefacción encendida al máximo y como no algo imprescindible en este tipo de situaciones: palomitas y patatas fritas junto con una película y muchos mimos y caricias.
Una de las cosas que más me apasiona de una mujer, es lo cómoda que puede resultar una noche de frío, apoyas tu cabeza en su pecho, colocas tu brazo sobre su vientre y cuando menos te lo esperas estás durmiendo plácidamente como si fueses un bebe, es fantástica esa sensación de protección que se siente en ese momento, la expresión “estar flotando en una nube” se queda corta. ¿Alguien conoce algo mejor?
El caso es que, el calor en la intimidad, un montón de chicas fantásticas en la tele, la sensación de protección, y... esos maravillosos pechos donde suelo apoyar la cabeza, supusieron esta vez, no una maravillosa fiesta, si no una sensación en mi entrepierna que difícilmente podía disimular. ¿Que hacer para no estropear una noche practicando sillón-bol de mimos y caricias y descanso? Algo infalible para bajar la libido: pensar en Fraga en pelotas.
Lo mas divertido de una situación como esa es que, nunca sabes lo que piensa la otra persona, al principio de la relación estarías ignorando al sofá, a las palomitas y a todo lo que tuvieses delante por disfrutar de la herencia escrita de Safo y Bilitis con prácticas de 80 créditos experimentales en horizontal. Pero después de 6 años ya no se sabe... así que una decide explorar en los anuncios para ver como reacciona la inolvidable fuente de placeres donde apoya su cabeza, no solo para dormir....
Caricias por aquí, besitos por allá, cosquillitas por el otro lado, bromas, insinuaciones, confesiones, el fin del stress... Mi premio deseado. ¿ a quien no le gustan las noches de invierno?

4 comentarios:

rebelde con causa dijo...

os felicito por este amor tan lindo he llegao por casualidad a este blog y me ha encantao esas palabras y na un besote

clementine dijo...

Tienes razon el amor el amor

Anónimo dijo...

a mi me gusta el frio... un besote...
me encanto esta redaccion :)

paola dijo...

HERMOSO!
GENIA!

palyginti kainas