jueves, 6 de marzo de 2008

El cuervo con alzacuellos

La historia desgraciadamente siempre se escribe del lado de los vencedores de las batallas o de los ricos y poderosos, detrás de esta gente siempre hay alguien mucho más fuerte...

Hace muchos años en lugar cuyo nombre ya no se recuerda, un viejo rey gobernaba un noble pueblo. Este sabio monarca no poseía grandes riquezas ni sus terrenos ocupaban cientos de kilómetros como los reyes que habitaban en las fronteras de su reino. Los campesinos, los marineros y los trabajadores de las ciudades, vivían felices y tranquilos ya que compartían las ganancias con los mas desfavorecidos, los impuestos que a este rey se pagaban se invertían en médicos y enseñanza, o en dar alojamiento a las familias más pobres. No eran ricos, pero todos tenían una gran calidad de vida.

Este rey tenía un terrible enemigo, era un cuervo negro que a veces tomaba forma humana para acercarse al pueblo. Este cuervo tenía un tesoro escondido que intentaba engordar casi cada día de múltiples formas pactando con dictadores, obligando a todos los seres que podía a seguir sus propias normas, atemorizaba con sus palabras a los mas receptivos e incultos y engañaba con lo más rastrero que existe jugaba con la palabra amor. El cuervo se había inventado que era heredero legitimo de Dios y con ello construyó uno de los tesoros mas grandes del mundo y el reino más poderoso jamás nombrado.

Con el anciano rey, vivían dos muchachas enamoradas. Eran hermosas pero su mayor característica estaba en su inteligencia, una de las chicas estudiaba para ser alquimista, sabía de matemáticas, física, químicas, biología a esta mujer le encantaba investigar y colaboraba con los científicos del reino para mejorar la vida de todo el mundo con sus descubrimientos. La compañera y amante de esta científica estudiaba letras, leyes, historia, filosofía y arte, ayudaba al rey a negociar y a convencer con sus palabras a comerciantes o delegados de otros reinos para traer los mejores productos al reino. A veces escribía cuentos.

Esta hermosa pareja de chicas, conocían la perversa y malvada trama del cuervo con alzacuellos. Este perverso ser obligaba a ciertas mujeres incluso a no tomar precauciones para no traer niños al mundo, o se dedicaba a decir que dos mujeres jamás podrían estar juntas, porque eso no era amor y no era natural. No todo el mundo estaba de acuerdo con estas horribles mentiras, pero su poder económico y político atemorizaba a los más fuertes callando voces de protesta u oposición.
Las chicas decidieron utilizar sus conocimientos para acallar las malas artes del cuervo, escribieron un libro donde unieron literatura y conocimientos científicos, buscaron históricamente cuales fueron las verdaderas palabras de Dios e intentaron desde la enseñanza y la cultura derrocar al temible cuervo negro. Con la ayuda del anciano rey, utilizaron la imprenta para sacar miles de copias y llevaron puerta por puerta este trabajo.

No todo el mundo dejo de lado al cuervo, pero donde la ciencia y la cultura llegaron, el único amor que habitó fue el verdadero, y la única fe que gobernó fue la de la justicia social.

Jesús destruyó el templo de los fariseos si tienes fe, no dejes que los nuevos romanos, destruyan tu amor por la vida y por el prójimo

2 comentarios:

LiSa RoWe dijo...

Detrás de todos estos cuentos se esconde no muy sutilmenete un transfondo político...

clementine dijo...

jajaja eso lonote hace rato creo que sutlmente qte deje una respuesta a lo que lisa dice

palyginti kainas