miércoles, 6 de febrero de 2008

Las Brujas

En numerosas ocasiones las creencias comunes y las ideas inculcadas no traen la felicidad. No todo lo que vemos es lo que parece.

Durante mi larga vida, a veces interminable, he tropezado con cientos de seres de toda índole, duendes, hadas, elfas, ogros y como no podía ser menos brujas. Poderosas, perseguidas, despreciadas y a su vez envidiadas y adoradas. Mujeres descritas en cuentos e historias siempre de manera diferente: mujeres feas y tenebrosas, hermosas y peligrosas, inteligentes y caprichosas; las brujas representan para el ser humano todo lo bueno y malo de una mujer elevando sus defectos o virtudes en su grado máximo.

Hace ya mucho tiempo una hermosa y poderosa bruja servia a las ordenes de un señor malvado y oscuro que atemorizaba a los campesinos del lugar para que sirviesen y obedeciesen su mandato sin rechistar utilizando el temor como la mejor arma que jamás conoció el ser humano.
A pesar de la fama negativa de estas mujeres, la bruja se enfrento a su amo en defensa de su pueblo teniendo que huir lejos de su hogar, dejando atrás todas las comodidades que el señor feudal le podía ofrecer. Vagó errante por los tenebrosos bosques buscando un lugar donde no la atacasen por ser lo que era mujer y bruja, pero nunca hallaba el lugar deseado, el hogar añorado.

Mientras tanto en una isla lejana una joven y hermosa dama, servia a su vez a lo conocido como el bien, era una vestal, hembra preparada para servir a los dioses. Su inteligencia y su cultura, su servidumbre, su virginidad, su vida estaba preparada para servir a sus dioses y a su pueblo que jamás perdonaría ni permitiría que esta afortunada y preciosa mujer amase a alguien mas que no fuesen ellos los adoradores religiosos y sus elegidos dueños del Olimpo.

Nuestra vestal sin embargo quería sentir todo lo que en los libros leía, amor y dolor, placer y lujuría, tristeza y alegría. Un día cansada de su hermosa prisión se marcho como nuestra bruja a la busqueda de la libertad, perdiéndose así todos los placeres materiales de los que disfrutaba hasta el momento.

Vivieron infinidad de aventuras solas, enfrentándose a enemigos terribles como el frío y el hambre, se hicieron fuertes convirtiéndose así en damas mucho mas sabias y mas hermosas de lo que fueron en su lujosa vida pasada pero el destino hizo que cruzasen sus vidas.

La vestal estaba perdida en un bosque encantado que no conocía cuando un extraño árbol enamorado por su belleza decidió atraparla para siempre entre sus raíces. La bruja que recogía plantas para curar a un ciervo herido escucho sus gritos y corrió en su ayuda hipnotizando al malvado árbol para poder rescatar a la dama de entre sus fuertes ramas.

Durante noches la bruja cuido y curó las heridas de la vestal, enamorándose está de los cuidados delicados y cariñosos de este oscuro ser.
La bruja se enamoró a su vez de la belleza y la fortaleza que representaba la femenina y delicada vestal.

Decidieron unir sus vidas para siempre construyendo un lugar mágico y protegido donde estarían resguardadas de todo mal, viviendo juntas para siempre y compartiendo su enorme sabiduría y cultura. Algún día os relataré como estas damas se besaron por primera vez y como consiguieron construir su humilde palacio.

1 comentario:

clementine dijo...

Definitivamente me habria encantado crecer deniña con tus historias y aprender de cada una..

palyginti kainas