sábado, 5 de diciembre de 2009

Pequeño Homenaje a Safo

Estuve releyendo viejos libros y en este blog faltaba una mención a Safo, así que aquí la dejo

Tus poemas todavía perduran a través de los siglos como símbolo de feminidad y amor entre mujeres, pertenecías a la sociedad de Thiasos, donde nos preparaban para el matrimonio, nos enseñaban el arte de la poesía, la belleza de unos versos perfectamente cantados y estructurados. La Diosa Afrodita te bendijo mostrándote el significado del amor, que tu nos inculcabas en la hermosa isla de Lesbos .
La feminidad y delicadeza que mostrabas, convertían las clases donde confeccionábamos los colgantes y las coronas de flores en momentos íntimos donde nuestras manos tornaban las rosas y los lirios en adornos perfectos para nuestros firmes cuerpos de mujer. Afrodita marcó tu espíritu y tus versos mezclaban lo terrenal con lo divino convirtiendo el amor en el centro de tu universo.
Muy pocas en Lesbos disfrutaron de tus artes amatorias, porque, aunque muchas te admirábamos y te deseábamos en nuestros lechos casi vírgenes, tus cartas a Afrodita siempre  iban dirigidas a tu amor no correspondido.  Contigo aprendí a valorar lo importante en la vida de una persona, lo espiritual, lo pasional, el arte de expresar en un folio o en un canto el dolor por un sentimiento como el Amor. La pureza de tus versos te convirtió en una Heroína real gracias a Ovideo que colaboró para que tu memoria no se borrase jamás de la historia.
Tu amor profundo te hizo perder la cabeza y en las rocas de la isla de Leúcade por tu propia decisión, cuando tu amada destrozó tu sensible corazón, te lanzaste al mar dejándonos huérfanas, con la valiosa herencia de tus enseñanzas y tus versos dedicados a tus mujeres amadas.
Gracias a ti Safo, conozco el amor, soy capaz de escribir a una mujer, tengo una historia pasada que aprender y unos versos que recitar. La pasión entre mujeres, el amor puro, la poesía que no perece aunque tus poemas tengan mas de dos mil años, el respeto por las artes, la delicadeza y la feminidad, son lecciones que quedarán grabadas para siempre en la memoria de esta, tu fiel servidora.
Tus musas me acompañan, tu misma has sido una musa para pintores que te representaron en cuadros ,con tu hermoso pelo suelto en la última roca que disfruto de tu cuerpo de mujer, que tanto deseábamos todas. La décima musa te llaman algunos, fuiste capaz de describir los síntomas de la enfermedad del enamoramiento y grandes poetas te dedicaron himnos.. Yo tengo la osadía de convertirte en la primera musa, inspiración artística y espiritual para las que como tú, adoramos el amor entre mujeres.
Dejo aquí unas frases dedicas a tu amada y mi homenaje escrito para que muchas como yo, canten las poesías de el amor de Lesbos.

A Una Amada
Paréceme a mí que es igual a los dioses el mortal que se sienta frente a tí, y desde tan cerca te oye hablar dulcemente y sonreír de esa manera tan encantadora.
El espectáculo derrite mi corazón dentro del pecho. Apenas te veo así un instante, me quedo sin voz. Se me traba la lengua. Un fuego penetrante fluye en seguida por debajo de mi piel. No ven nada mis ojos y empiezan a zumbarme los oídos. Me cae a raudales el sudor. Tiembla mi cuerpo entero. Me vuelvo más verde que la hierba. Quedo desfallecida y es todo mi aspecto el de una muerta...

En la Distancia
De veras, quisiera morirme. Al despedirse de mí llorando, me musitó las siguientes palabras: "Amada Safo, negra suerte la mía. De verdad que me da mucha pena tener que dejarte." Y yo le respondí: "Vete tranquila. Procura no olvidarte de mí, porque bien sabes que yo siempre estaré a tu lado. Y si no, quiero recordarte lo que tu olvidas: cuantas horas felices hemos pasado juntas. Han sido muchas las coronas de violetas, de rosas, de flor de azafrán y de ramos de aneldo, que junto a mí te ceñiste. Han sido muchos los collares que colgaste de tu delicado cuello, tejidos de flores fragantes por nuestras manos. Han sido muchas las veces que derramaste bálsamo de mirra y un ungüento regio sobre mi cabeza."
A Una Amada
Paréceme a mí que es igual a los dioses el mortal que se sienta frente a tí, y desde tan cerca te oye hablar dulcemente y sonreír de esa manera tan encantadora.El espectáculo derrite mi corazón dentro del pecho. Apenas te veo así un instante, me quedo sin voz. Se me traba la lengua. Un fuego penetrante fluye en seguida por debajo de mi piel. No ven nada mis ojos y empiezan a zumbarme los oídos. Me cae a raudales el sudor. Tiembla mi cuerpo entero. Me vuelvo más verde que la hierba. Quedo desfallecida y es todo mi aspecto el de una muerta... 

7 comentarios:

Poetica dijo...

El arte de amar a una mujer es incomparable, y Safo en este magnifico arte, el de expresar sus sentimientos atravez de la poesia lírica, se impregna de ese algo bello que no se sabe como ni a que horas aparece, solo esta asi y ya!

Describir a la mujer es algo divino, de deidad, pues tal obra de arte "la mujer" solo proviene de ese mundo magico de donde vienen cada una de ellas.

Me enamoro, me enamoro de sus curvas, me enamoro de su feminidad, me enamoro de su aroma, me enamoro de su risa, me enamoro por que es mujer, por que es ella...Mi Amor...

Poetica dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Poetica dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Tribadista dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tribadista dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Poetica dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Poetica dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
palyginti kainas